CCNA (Compañía Colombiana de Navegación Aérea)

1919-Septiembre-26

En el Libro de Actas de la “Compañía Colombiana de Navegación Aérea” se registró la creación de la CCNA el 16 de septiembre de 1919.
El 26 de septiembre de 1919, se legalizó la sociedad en la Notaría Primera de la ciudad de Medellín, ante el notario Zacarías Cock B., según consta en la escritura pública #2448, dando lugar de esta forma a la primera compañía de aviación civil comercial en Colombia y en América, denominada “Compañía Colombiana de Navegación Aérea” – CCNA.
La imágenes siguientes corresponden al Libro de Actas del 16 de septiembre de 1919,  con la que se dio origen a la CCNA.
La CCNA inició en principio sus operaciones con el ensamble de los dos primeros aviones franceses Farman F.40, los cuales fueron bautizados con los nombres de “Cartagena” y “Santa Marta”. El ensamble de las aeronaves se realizó en un improvisado hangar construido de palmas en un terreno de Bocagrande, una zona poco habitada de la ciudad de Cartagena, llena de manglares.
Los aeroplanos Farman F.40 eran biplanos fabricados en 1915  para ser utilizados como bombarderos durante la Primera Guerra Mundial, y formaron parte de las cuarenta escuadrillas del ejército Francés, hasta su retiro y reemplazo en 1917. Equipados con un motor de empuje trasero de 135 HP,  con capacidad para un piloto y dos pasajeros.
La compañía contrató como aviadores a los francés René Bazin y Jacques Jourdanet, junto con los mecánicos George Goupil y Eugène Georges.
La CCNA había adquirido un total de 4 aeroplanos Farman F.40 y un Farman F.60 Goliath. Los Farman F.40 fueron bautizados con los nombres de “Cartagena”, “Santa Marta” y “Barranquilla” el cuarto Farman F.40 no alcanzó a ser bautizado y el Farman F.60 Goliath recibió el nombre de “Barranquilla”.

1920-Febrero-15

El vuelo inaugural de la CCNA se efectuó el 15 de febrero de 1920 en el aeroplano “Cartagena”, en la ciudad del mismo nombre, bajo el mando del piloto francés René Bazin y teniendo como pasajeros a Guillermo Echavarría Misas, gerente de la CCNA y a la reina del carnaval Tulita Martinez Martelo “Tulipán 1ª”, en un vuelo de 20 minutos.
El día anterior el aviador Rene Bazin, había realizado un vuelo de prueba de 15 minutos por los alrededores de Bocagrande, llevando a los mecánicos Goupil y Georges.
Posteriormente Bazin realizó otro vuelo corto con Guillermo Echavarría y Espriella como pasajeros.

1920-Febrero-22

El primer vuelo con Correo Aéreo oficial en Colombia, fue realizado por la CCNA el 22 de febrero de 1920, en un vuelo entre las ciudades de Cartagena y Barranquilla, el el aeroplano “Cartagena” al mando del piloto René Bazin, con Guillermo Echavarría Misas como conductor del correo y el mecánico George Goupil. Este vuelo tuvo una duración de 1 hora y 10 minutos.
Las primeras estampillas de la CCNA fueron elaboradas en la Tipografía Valiente de Barranquilla, para lo cual fueron utilizadas unas viñetas publicitarias suministradas por los representantes de la Curtis, viñetas a las cuales se le imprimió el porte correspondiente.
La CCNA había logrado el 3 de diciembre de 1919 el contrato de exclusividad del transporte del Correo Aéreo con el Gobierno Colombiano.

1920-Marzo-4

El primer vuelo oficial de pasajeros con boleto aéreo pagado, se realizó el 4 de marzo de 1920, en el “Cartagena” con el piloto René Bazin y los pasajeros Eduardo de la Espriella y Mario Santodomingo, en un vuelo de Barranquilla a Cartagena, arribando a las 17 horas y 35 minutos, en un vuelo de 1 hora y 15 minutos.
El día 7 de marzo se realizó el vuelo de regreso con los mismos pasajeros de Cartagena a Barranquilla, partiendo a las 7 horas 10 minutos.
El 17 de marzo de 1920 se realizó un vuelo entre Barranquilla y Santa Marte en el Farman F.40 “Santa Marta”, al mando del aviador Rene Bazin y con el mecánico Georges Goupil como pasajero, llevando un saco con Correo Aéreo.
Por esa época del año, los fuertes vientos pusieron en aprietos al pesado aeroplano y dejándolo casi fuera de control, Bazin logró aterrizarlo en las inmediaciones de una laguna. Dejando el aeroplano al cuidado de un lugareño, se dirigieron a Ciénaga con la finalidad de cumplir con la entrega de su carga de correo.
El aeroplano debió ser reparado y reemplazada su hélice, permitiéndole retornar a Barranquilla el 29 de marzo. 
Luego de realizadas sus exploraciones por el interior del país, con el fin de encontrar los terrenos apropiados para la construcción de los campos de aviación, el aviador Jacques Jourdanet se reincorporó a sus labores como piloto, realizando vuelos entre las ciudades de Cartagena y Barranquilla.

1920-Abril-29

El 29 de abril de 1920, durante la realización de un corto vuelo en Barranquilla en el Farman F.40 “Cartagena”, llevando como pasajeros a la señora Pepa Restrepo de Vásquez y su hijo Jaime, el aeroplano se precipitó a tierra, dejando muerto de inmediato al aviador Jourdanet y heridos a sus dos pasajeros, sino las heridas del joven Jaime Vasquez de suma gravedad.
Quedaba registrado el aviador Jacques Jourdanet como la primera víctima de la aviación en Colombia.

1920-Julio-20

Dadas las dificultades de estaban encontrando con la operación de los aviones ante la falta de terrenos propicios para su aterrizaje, y el efecto negativo del primer accidente ocurrido el 29 de abril que causó la muerte de su avisor Jourdanet, el aviador pidió la autorización de convertir el Farman F.40 “Santa Marta” a hidroavión, retirándole las ruedas y encargaron a Francia los flotadores, que llegaron a finales de marzo de 1920.
Los flotadores presentaban muchas fallas de diseño y no eran los más paros para nuestros ríos, llenos de troncos y ramas de árboles que eran transportados flotando por sus causes. Luego de reforzarlos, los flotadores fueron adaptados al ya hidroavión “Santa Marta”.
El 24 de junio había llegado el aviador argelino Félix Fratoni, antiguo piloto de la Casa Farman, junto a su esposa y el mecánico Vaicen. Ante el desplazamiento de Bazin a Medellín para continuar con el trabajo de Jourdanet, se encargó a Fratoni de los vuelos.
El 20 de julio de 1920, al realizar un vuelo sobre la bahía se Cartagena, el hidroavión Farman F.40 “Santa Marta”, sufrió una falla en su motor, lo que lo precipitó a tierra, pereciendo su piloto Fratoni y el pasajero Arturo Gerlein, y quedando gravemente heridos los otros dos pasajeros.
Cuando se investigaron las causas del accidente, se encontró, que la falla del motor fue ocasionada por el olvido del ayudante encargado de alistar el aeroplano, quien olvidó de llenar el tanque de gasolina. Una falla de procedimiento, en la apenas naciente industria de la aviación.

1920-Septiembre-25

El 25 de septiembre de 1920 se realizó en Barranquilla el bautizo y el primer vuelo oficial de inauguración del imponente avión Farman F.60 Goliath, al que se le dio en nombre de Barranquilla. Con este primer vuelo se daba inició a una nueva etapa, con una imponente aeronave, con capacidad para 14 pasajeros y un aviador. 
Su traslado y montaje había representado un gran reto, ante la magnitud de aquel imponente avión.
El 30 de septiembre el aviador Rene Bazin efectuó un vuelo de prueba de larga duración, al que fueron invitados un grupo de periodistas. El vuelo cubrió la ruta Barranquilla – Mompós – Valledupar – Santa Marta – Barranquilla, y tuvo una duración de 5 horas y 15 minutos.
Durante el mes de octubre se realizaron varios vuelos con el cupo lleno, y cuando se disponían a iniciar los vuelos regulares, Bazin recibió la orden de suspender definitivamente la operación de este fabuloso aeroplano.
Se había encontrado que los motores del Goliath “Barranquilla”, con los números 11,596 y 13,670, estaban dentro de la lista de los 5,000 motores fabricados por la Casa Salmson que estaban presentando problemas con la rotura del cigüeñal en las primeras horas de vuelo. Según la lista, los motores comprendidos entre los números de serie 10,001 y 15,000 presentaban un alto riesgo.

1920-Noviembre-30

El 27 de noviembre de 1920 se realizó el primer vuelo de ensayo del recién ensamblado Farman F.40 que fue bautizado con el nombre de “Medellín” y al que se había también convertido en hidroavión.
El 30 de noviembre de 1920 a las 6:30 am, Rene Bazin en compañía de su mecánico Georges Goupil, inició su proyectado viaje de Cartagena a Puerto Berrio, con la finalidad de tratar de anticiparse al vuelo que tenía preparado la SCADTA desde Barranquilla hasta Bogotá.
El “Medellín” realizó una escala de una hora en Barranquilla en donde descargó el saco de correo que transportaba. Luego realizaron escalas en Calamar y El Banco, completando un total de 5 horas y 30 minutos, recorriendo 385 kilómetros.
Pasaron la noche en El Banco, y al tratar de despegar al día siguiente se encontraron con problemas en los flotadores, que habían sido averiados por los lugareños que en la noche se habían entretenido deslizando piedras sobre ellos.
Debieron encargar nuevos flotadores a Barranquilla, de donde llegaron el 5 de diciembre, para reiniciar su vuelo el 7 de diciembre. Partiendo de El Banco, pasaron por Bodega, Puerto Wilches y ante la fuerte lluvia, baja visibilidad y el combustible agotado debieron acuatizar en lo que resultó ser San Bartolomé, a unos 20 kilómetros de Puerto Berrio. Cuando trataron de reiniciar su vuelo para llegar a Puerto Berrio, se encontraron con un flotador averiado.
René Bazin debió dejar el aeroplano al cuidado del mecánico Georges Goupil y dirigirse en canoa hasta Puerto Berrio, a encontrarse con Guillermo Echavarría y entregar la bolsa con el correo.
Luego de regresar a San Bartolomé, les fue imposible lograr hacer elevarse al aeroplano, con la ayuda de canoas acondicionadas como flotadores. Ante dicho fracaso, debieron dejar el aeroplano al cuidado de un hombre de confianza de la compañía y regresarse en barco a Barranquilla.
 
Dadas la dificultades que presentaba a finales de 1920, la “Compañía Colombiana de Navegación Aérea” CCNA decidió dan por terminado por anticipado el contrato con sus empleados.
Fue así como el 6 de diciembre de 1920 en carta enviada al aviador René Bazin, exponen los argumentos por los cuales deben terminar por anticipado los contratos, ofreciéndoles un mes de sueldo y los gastos del viaje de regreso a su patria.
Además les plantean la necesidad de trasladar el otro aeroplano Farman F.40 a Puerto Berrio, junto con las ruedas del tren de aterrizaje de dicho aeroplano, lo mismo que las del “Medellín” que ya estaba en Puerto Berrio.
También plantean en dicha carta el problema presento con los motores del del Farman F.60 Goliath, dejando al lado derecho una nota, en la que sugieren su creencia de que los motores del “Barranquilla”, posiblemente no estarían afectados, dado que ya habían cumplido varias horas de vuelo sin presentar dificultades.
Anexan a la carta la correspondencia recibida desde Francia, donde se reporta el daño que estaban presentando dichos motores.

1922-Junio-15

Pero los propietarios de la CCNA no terminaban de resolver sus problemas. En el hangar que la CCNA tenía en Barranquilla, se hallaba estacionado el avión FARMAN F.60, tipo GOLIATH, bimotor francés de gran tamaño, en estado de inmovilidad, con la orden de no ponerlo en funcionamiento por instrucciones expresas de la gerencia de la compañía.
La CCNA estaba interesada en trasladarlo a Medellín. Averiguaron quien se le podía medir a semejante insensatez, puesto que ya era de publico conocimiento los riesgos que se correrían al volar este aeroplano, señalado de poseer los dos motores defectuosos.
Entre los posibles candidatos para llevar a cabo esta arriesgada misión estaban el aviador estadounidense William Knox Martin, apodado “el Loco” y el aviador italiano Ferruccio Guicciardi.
La compañía quiso contratar en primer lugar los servicios de William Knox Martin; a quien envió el 4 de mayo de 1921 una correspondencia, ofreciéndole el traslado del Farman F-60 de Barranquilla a Medellín, pero planteándole que dadas las condiciones por las que pasaba la empresa, no le podrían hacer ningún pago.
La CCNA le ofrecía a Knox Martin la posibilidad de realizar vuelos con pasajeros y de buscar un subsidio del Municipio de Medellín a fin de que él pudiese colectar algunos ingresos. Además le planteaban los beneficios que traería a su carrera, al volar dicho aeroplano.
Ante la negativa rotunda de Knox Martin, no quedaba otra alternativa que hacer la oferta a Ferruccio Guicciardi, quien gustoso acepto efectuar tan largo vuelo de 500 kilómetros. Inicio la preparación del Goliath y lo puso en condiciones de realizar la misión encomendada la cual comenzó en Barranquilla el 15 de junio de 1922. Una hora después de despegar se vio obligado a aterrizar en Cerete y luego en Montería, al parecer, por una falla no precisada; al atardecer llego a Cáceres, a orillas del río Cauca, donde se quedo sin gasolina y tuvo que aterrizar en un potrero; desde allí telegrafió a Medellín para que le enviaran gasolina, la cual llego a lomo de mula quince días después.
Una vez aprovisionado de combustible partió hacia Medellín, a donde llegó en la mañana del 21 de julio de 1922. El total de horas de vuelo empleadas entre Barranquilla y Medellín fueron seis y el tiempo que transcurrió entre la partida y la llegada fue de 40 días. Pero ya el Goliath había llegado a su destino. Guicciardi fue objeto en Medellín de grandes agasajos y la ciudad entera le brindo numerosas muestras de simpatía y cariño.

  1 comment for “CCNA (Compañía Colombiana de Navegación Aérea)

  1. JOSE FERNANDO BALLEBN
    Julio 24, 2015 at 10:18 am

    En Colombia, ignoramos hoy día esta hazaña tecnológica ….superada por la propaganda extranjera en especial norteamericana que ahoga nuestro pasado!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *