Los Alemanes en Sur América

Quinta Columna

quinta columna

La expresión “Quinta Columna” atribuida al general Emilio Mola, al referirse al avance de las tropas sublevadas en la guerra civil española hacia Madrid se usa desde entonces para designar, en una situación de confrontación bélica, a un sector de la población, generalmente minoritario, que mantiene supuestas lealtades hacia el bando enemigo, debido a motivos religiosos, económicos, ideológicos o étnicos. Tal característica hace que la “Quinta Columna” sea vista como un conjunto de personas potencialmente desleales a la comunidad en la que viven y susceptibles de colaborar de distintas formas con el enemigo.

Esa idea y expresión pasó seguidamente a todas las guerras posteriores, como en la Segunda Guerra Mundial, y se llamó a los franceses que residiendo dentro de Francia esperaban en 1940 el triunfo de la Alemania nazi. Dicho término se extendió en Holanda y Noruega para sus ciudadanos que mostraban más simpatía y lealtad hacia el Tercer Reich que hacia su propio pueblo, apoyando la invasión de sus países de origen. Del mismo modo, los Estados Unidos la utilizó como una expresión durante la Segunda Guerra Mundial, para atacar a los simpatizantes de los Alemanes en Nuestro Continente.

Esta es una muestra de la historia de la “cacería de brujas” emprendida por los personajes que se apoderaron del comercio en las Américas. Fueron muchos los que aprovecharon de esta situación para eliminar a sus competidores comerciales, y en muchos casos para apoderarse de sus empresas y bienes.

En este artículo de “El Tiempo” del 7 de Agosto de 1940, podemos ver como se realizó el proceso que justificó la eliminación de todo el personal Alemán, de AVIANCA. Leer el artículo completo en: “Quinta Columna”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *