Scadta

Cordillera de los Andes

Cordillera de los Andes
Andes.png

País(es) ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
BoliviaFlag of Bolivia.svg Bolivia
ColombiaFlag of Colombia.svg Colombia
ChileFlag of Chile.png Chile
EcuadorFlag of Ecuador.svg Ecuador
PerúFlag of Peru.svg Perú
VenezuelaFlag of Venezuela.svg Venezuela
Características geográficas
Cordillera Cordillera americana
Máx. cota 6960
Cumbres Aconcagua, nevado Ojos del Salado, monte Pissis, cerro Mercedario, nevado Huascarán, cerro Bonete, nevado Tres Cruces, volcán Llullaillaco, volcán Walther Penck, volcán Incahuasi, nevado Yerupajá, Nevado Sajama, volcán Chimborazo, nevado del Huila, volcán Cotopaxi, nevado del Ruiz, Bolívar, Humboldt, etc.
Coordenadas 32°39′12″S 70°00′42″O / -32.65333333, -70.01166667Coordenadas: 32°39′12″S 70°00′42″O / -32.65333333, -70.01166667

La cordillera de los Andes es la cordillera que ocupa la zona occidental de América del Sur bordeando toda su costa del océano Pacífico. Tiene una longitud de 8500 km[1]​ por lo que es la cordillera continental más larga de la Tierra. Desde su extremo norte, en el occidente de Venezuela, atraviesa Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia; sirve de frontera natural entre Chile y Argentina y tiene su extremo sur en Tierra del Fuego. Tiene un ancho variable entre 250 y 750 km.[2]​ Ocupa una superficie aproximada de 2 870 000 km²[3]​ Su altura media está entre 3000 y 4000 msnm[1]​, alberga los volcanes más altos del planeta y su punto más alto es el Aconcagua, cuyos 6960,8 m s. n. m.[4]​ hacen de esta montaña la más alta del planeta fuera del Asia. Por su importante actividad volcánica forma parte de Cinturón de fuego del Pacífico.

En la zona central, los Andes se ensanchan, dando lugar a las mesetas elevadas del altiplano y la puna, compartidas por Argentina, Bolivia, Chile y Perú. Desde el altiplano central hacia el norte del Perú y en Ecuador se vuelve angosta nuevamente y en Colombia se divide en tres ramas, una de los cuales continúa hacia noroeste entrando en Venezuela. Desde el altiplano hacia el sur, la cordillera tiene dirección general norte-sur y , zona en la que se hallan las montañas más altas. En el extremo austral, se curva y toma dirección este-oeste y se hunde en el océano Atlántico al este de la isla de los Estados.[5]

Se formó al final de la era Mesozoica, a finales del Cretácico tardío, por el movimiento de la convergencia de la placa de Nazca debajo de la Placa Sudamericana. Los movimientos sísmicos y la actividad volcánica posteriores han tenido más importancia en la configuración del relieve que los agentes erosivos externos. En la morfología actual se encuentran elevadas cordilleras, junto con extensos altiplanos y profundos valles longitudinales paralelos a los grandes ejes montañosos. Los valles transversales son escasos, salvo en los Andes argentinos-chilenos.

Muchos de los principales depósitos de minerales metálicos del mundo están asociados con bordes de placas convergentes, como los Andes o las Montañas Rocosas.[cita requerida]

Etimología

Machu Picchu, antiguo poblado incaico en los Andes centrales.

La palabra Andes viene de la expresion anti de la lengua quechua que significa oriente, punto cardinal por donde sale el Sol.[6][7][8]​  

La manera en que se convirtió en el nombre de la cordillera es explicada en Comentarios reales de los Incas escritos por el Inca Garcilaso de la Vega[9]​:

Los reyes Incas dividieron su imperio en cuatro partes que llamaron Tihuantin-Suyu, que quiere decir “Las cuatro partes del mundo” conforme a las cuatro partes principales del cielo: oriente, poniente, septentrión y mediodía. Pusieron a la parte oriente Antisuyu, por una provincia llamada Anti que está al oriente, por la cual también llaman Anti a toda aquella cordillera de sierra nevada que pasa a oriente del Perú.

Inca Garcilaso de la Vega

Otras palabra compuestas que contienen la partícula anti son: anteruna (habitante de los Andes) y anteunccuy (mal de los Andes)

El cambio del quechua Anti al castellano Andes se explica pues en quechua  no se usa el sonido expresado por la consonante d.

Existe otra etimología según la cual anti podría venir de anta que significa cobre.[10][11]​ El filólogo alemán Johann Karl Eduard Buschmann probó que esto no podía ser cierto pues el quechua mantiene la a final en palabras compuestas, como en Antamarca (provincia del cobre).[12][13]

Geología

La capa sólida superficial de la Tierra, llamada litósfera, está dividida en fragmentos relativamente rígidos, llamadas placas tectónicas, que se mueven sobre la astenosfera, una zona relativamente plástica. Existen 15 grandes placas y más de 40 microplacas. Las placas incluyen una capa superior llamada corteza la que puede ser corteza oceánica o continental y así las placas pueden clasificarse en placas oceánicas y mixtas. La cordillera de los Andes se origina por la interacción de la placa oceánica de Nazca con la parte continental de la placa sudamericana. En sus zonas norte y sur, también participan en el proceso las placas de Cocos, Antártica y la microplaca de los Andes del norte.

Perfil simplificado de la situación actual a lo largo de gran parte de los Andes.

Los limites entre placas pueden clasificarse según el tipo de movimiento relativo entre ellas. Pueden ser ser divergentes, convergentes o de fricción. La formación de montañas continentales, proceso llamado orogénesis, así como los terremotos, tienen lugar en los límites convergentes. En estos pueden darse procesos de subducción o colisión. Los procesos de colisión tiene lugar cuando dos masa continentales se acercan entre sí. El proceso de subducción ocurre cuando una de las placas se pliega, hacia el interior de la Tierra, y se introduce bajo la otra. Los Andes se han levantado por la subducción de placas oceánicas por debajo de la placa Sudamericana. Las placas que actualmente son subducidas son la de Cocos, Nazca y la Antártica. La subducción de las placas de Nazca tiene una velocidad de 7-9 cm/año y la de la Antártica, de 2 cm/año.[14]​ Los procesos de subducción incluyen la generación de una fosa oceánica que en el caso de los Andes es la fosa de Perú-Chile o de Atacama.

La cordillera de los Andes posee actividad volcánica que están asociados a un ángulo de convergencia de las placas oceánicas mayor a 25° [14]​ y a la fusión parcial de la cuña del manto que suele ocurrir en zonas de subducción.

El margen occidental de Sudamérica había sido escenario de varias orogenias en distintas eras geológicas. Pero el proceso principal por el cual la cordillera ha legado a su configuración actual, denominado orogenia andina viene actuando desde el Jurásico hasta el presente. Con importantes periodos de reorganización en el Cretácico (90 hace millones de año) y el Oligoceno (30 Ma).

En los Andes peruanos y patagónicos, gran parte de los macizos corresponden a batolitos de tonalita, granito, diorita y granodiorita que corresponden a antiguas cámaras magmáticas que han sido dejadas al descubierto por una combinación de alzamiento tectónico y erosión. Las batolitos más grandes son el Batolito Costero Peruano, el y el .

Zonificación

A lo largo de su gran longitud, la cordillera de los Andes puede dividirse en sectores o zonas. Existen diversas zonificaciones de escala continental de acuerdo a diversos criterios que intentan transcender las divisiones político-administrativas, según la cual se suele hablar de Andes venezolanos, colombianos, ecuatorianos, etcétera.

Geológica

En 1973, el geólogo Augusto Gansser[15]​ propuso una división, hoy considerada clásica[16]​, que tiene en cuenta la relacion de las placas tectónicas oceánicas con el continente.

Placa tectónica de Sudamérica
  • Andes del norte o septentrionales: Se desarrollan desde su extremo norte hasta el golfo de Guayaquil (4º S) en Ecuador donde la dorsal de Carnegie toca el continente. En esta zona se encuentran los Andes venezolanos, colombianos y ecuatorianos. Presentan una ordenación de montañas en forma de abanico o de haz. Este segmento es el resultado de la compleja interacción entre las placas tectónicas Nazca, Caribe y Suramérica y elementos litosféricos discretos como el Bloque Panamá-Choco y el Bloque Norandino[17][18]​ que, según otros autores, constituyen sendas placas menores llamadas placa de Panamá y placa de los Andes del norte.
  • Andes centrales: Se desarrollan entre el golfo de Guayaquil y el golfo de Penas (46º 30'), Chile. En esta zona se encuentran los los Andes peruanos, bolivianos y gran parte de los argentino-chilenos. Esta zona es bordeada por la placa de Nazca la cual resulta subdividida por la dorsal de Nazca que es una dorsal volcánicamente inactiva (asísmica).[19]​ En esta zona la Cordillera Occidental y la Cordillera Oriental  bordean las mesetas del Altiplano y Puna. Es la zona de mayor longitud y suele subdividirse en sectores norte, centro y sur.[20][21]​ Los Andes centrales incluyen, un segmento peruano que se extiende de noroeste a sureste llamado los Andes Centrales del Norte, y la una parte de los Andes de Chile y Argentina con dirección norte-sur llamada los Andes Centrales del Sur. [22]
  • Andes del sur o australes: Se desarrollan al sur del golfo de Penas, donde la dorsal de Chile toca el continente constituyendo el punto triple de Aysén o de Chile, donde se encuentran las placas Sudamericana con las de Nazca y la Antártica.[23]

Los Andes Septentrionales y Australes tienen menos de 150 km de ancho y menos de 2500 m de altura promedio, mientras que los Andes Centrales alcanzan un ancho promedio de 800 km y alturas mayores.[24]

Tanto los Andes septentrionales como los australes son llamados también Andes de tipo colisional, por haberse formado por la de la corteza oceánica. Los Andes centrales corresponden a los llamados Andes de tipo andino, desarrollados por la subducción de la corteza marina.[25]

Otra criterio para establecer una zonificación la actividad volcánica. De acuerdo a este criterio, la cordillera de los Andes se divide en cuatro segmentos de actividad:[22][14][26]

Mapa de las zonas volcánicas continentales de los Andes. Se muestran algunas dorsales mediooceánicas. (Textos en inglés)

Entre ellas hay zonas sin vulcanismo, que se relacionan con un ángulo de convergencia menor a 10° constituyendo 3 zonas de subducción horizontal o sub-horizontal y una brecha de inactividad Estas son, de norte a sur[27]​:

  • De Bucaramanga
  • Peruana
  • Pampeana
  • Brecha Patagónica

En 2003, A. Tassara y G. Yañez, basándose en el espesor elástico de la litosfera, propone un division de cuatro segmentos: [28]

  • Andes del norte: hasta una latitud de 15°S, incluyendo el norte del Perú
  • Andes centrales (15-33,5°S), que contiene los segmentos: Altiplano (15-23°S), Puna (23-28°S) y Cordillera Frontal (28-33,5°S);
  • Andes del sur (33,5-47°S) contiene los segmentos: Cordillera Principal (33,5-39°S) y Cordillera patagónica (39-47°S).
  • Andes australes (47-56°S)

Mofológica y geográfica

Otros autores[29][1]​ recuperan una zonificación diferente teniendo en cuenta los , que son los puntos donde convergen varias cadenas de montañas y otros criterios geográficos.

Por su posición en las zonas geoastronómicas la cordillera puede dividirse en Andes tropicales y Andes extra-tropicales. Cruzando con la zonificación anterior, los Andes septentrionales y centrales son Andes tropicales, donde se desarrollan todos los pisos térmicos, que son los distintos tipos climáticos están relacionados principalmente con la altitud. Los andes meridionales son Andes extra-tropicales.[30]

Andes septentrionales

Se caracterizan por tener cordones paralelos reunidos en nudos orográficos separados por profundos valles fluviales como en Colombia o encerrar altiplanicies como en Ecuador.[1]

Al sur de Colombia, en la frontera con Ecuador, los Andes constituyen una sola cordillera con picos volcánicos de hasta 5000 m s. n. m.; hacia el norte, en el nudo de los Pastos, se divide rápidamente en dos cordilleras llamadas respectivamente Occidental y Central —de esta última se desprende la Oriental—.

La cordillera Central está separada de la Occidental en una distancia promedio de 400 km por una falla geológica ocupada por el río Patía al sur y por el río Cauca al norte. La cordillera Oriental se separa gradualmente hacia el este, creando la cuenca del río más importante de Colombia, el Magdalena. Esta cordillera se extiende hacia el norte y en el departamento de Norte de Santander se subdivide en dos brazos. El brazo oriental penetra el territorio venezolano, donde adquiere el nombre de Cordillera de Mérida, cuyas continuaciones naturales dan paso a la formación Lara-Falcón y tienen una lejana relación con las serranías del Litoral Central (Caracas, Valencia y Maracay) y Oriental (Barcelona y Puerto La Cruz). La cordillera de Mérida es la cadena montañosa de mayor altura en Venezuela, teniendo su máximo punto en el pico Bolívar (4978 m s. n. m.).[31]​ Junto con la serranía del Perijá, compartida con Colombia, conforman el ramal venezolano de la cordillera de Los Andes. La cordillera está compuesta por diversas serranías, siendo las más conocidas la sierra Nevada de Mérida y la sierra La Culata, ambas localizadas en la zona media de la cordillera dentro del estado Mérida.

La Cordillera de Mérida se ubica en la parte occidental de Venezuela abarcando los estados Táchira, Apure, Barinas, Mérida, Trujillo y Lara, teniendo su inicio en la depresión del Táchira en la frontera entre Colombia y Venezuela, extendiéndose por unos 425 kilómetros hasta la depresión de Barquisimeto-Carora en el estado Lara.

El brazo occidental, llamado serranía del Perijá, se desprende de esta hacia el norte formando la frontera natural colombo-venezolana y gradualmente va perdiendo altura en la península de la Guajira, en el extremo norte de Colombia. En el Perijá se acerca a la Sierra Nevada de Santa Marta, un sistema montañoso aislado de los Andes, formando un valle surcado por el río Cesar.

Las tres cordilleras tienen picos principalmente de formación volcánica de más de 4000 m s. n. m. La Central y La Oriental tienen picos de más de 5000 m s.n.m. cubiertos de nieves permanentes. Muchos de estos volcanes son activos y han causado destrucción y muertes en el pasado debido a las explosiones de gas y ceniza, como también a las avalanchas de hielo y lodo. El occidente del país está sujeto a una mayor actividad telúrica lo que demuestra la inestabilidad de su naturaleza geológica. Al noroccidente de la cordillera Occidental aparece un sistema montañoso llamado serranía del Baudó, que continúa por el Darién girando al oeste hacia Panamá.

Desde la depresión de Huancabamba, camino hacia el sur, los ríos río Marañón y Santa conforman importantes divisiones, el cañón del Marañón y el callejón de Huaylas respectivamente, este último divide la cordillera Blanca de la Cordillera Negra. En dirección sur, la cordillera Occidental continúa a través de la cordillera Huayhuash y permite la formación de la meseta de Bombón, lo que orográficamente se denomina «nudo de Pasco».

Las ciudades importantes de los Andes septentrionales son Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Cúcuta, Manizales, Pereira, Armenia, Popayán, Tunja, Ibagué y Pasto en Colombia; Quito, Cuenca, Loja, Riobamba y Ambato en Ecuador; y San Cristóbal, Mérida, Valera, Trujillo y Barquisimeto en Venezuela.

Andes centrales

Mapa topográfico satelital de la NASA de gran parte de la cordillera de los Andes.


Illimani, Bolivia, en los Andes centrales.

Los Andes Centrales se extienden desde Perú hasta el nevado Tres Cruces, ubicado en la frontera entre la Argentina y Chile. Es la zona de mayor ancho. Se caracterizan por ser continuos y elevados; no posee un solo paso de montaña por debajo de los 4000 m.[32]​ La disposición de los cordones montañosos es de dos cordones separados por el altiplano andino.[1]​ La altura máxima del tramo norte es el nevado Huascarán (6757 m s.n.m.) y del tramo argentino-chileno, el nevado Ojos del Salado (6891 m s.n.m.).[33][34]

A sur del Nudo de Pasco, los afluentes del río Apurímac conforman una región surcada por numerosos cañones aluviales. Al norte de la cuenca del Apurímac, el Vilcanota también forma un valle aluvial que se inicia en la zona de glaciares que delimitan la Meseta del Collao. Hacia el paralelo 15°S se inicia la Zona Volcánica Central en el Sara Sara. La ya mencionada Meseta del Collao, o simplemente el Altiplano, domina el paisaje al sur de los 15 °C para el sector central de los Andes. En esta altiplanice se emplazan dos grandes lagos, el Titicaca y el Poopó, que conforman el sistema endorreico más extenso de Sudamérica. La población se concentra más en el altiplano y en la costa periandina como es el caso de la capital peruana, Lima, cuya área metropolitana llega hasta los 950 m s.n.m. Entre las ciudades interandinas más importantes localizadas en este sector de la cordillera se encuentran Arequipa, Huamanga, Puno, Tacna, Cajamarca, Huancayo y Cuzco en Perú; y La Paz, Sucre, Potosí, Cochabamba y Oruro en Bolivia.

Hacia el paralelo 22°S aparece la Puna de Atacama dominando el occidente de la zona volcánica. El clima es árido cálido y el bioma predominante es desértico.

Andes meridionales y australes

Por su latitud, se los denomina también Andes extratropicales.[30]​ Está compuesta por las siguientes subregiones:

Cerro Tronador, entre Argentina y Chile

Antartandes

Los Andes se prolongan hacia el oriente de la isla de los Estados (Tierra del Fuego) formando una cordillera submarina denominada dorsal del Scotia, la cual solo logra aflorar por sobre las aguas oceánicas en las cumbres o sectores más elevados de la misma, generando de este modo islas, las cuales son llamadas Antillas del Sur: islas Aurora, Georgias del Sur, rocas Clerke, islas Sandwich del Sur, Orcadas del Sur y Shetland del Sur. Los Andes emergen nuevamente como cordón cordillerano en la Antártida con el nombre de Antartandes, la gran cadena montañosa de la península Antártica.

La altura máxima de los Antartandes es el monte Coman con 3657 m s. n. m., en el segmento cordillerano llamado montes de la Eternidad; se destaca también el con 2860 m s.n.m. Desde los Antartandes se extiende una ramificación hacia el suroeste conocida como montes Ellsworth, cordillera baja y en gran medida subglaciar que empalma a los Antartandes con la otra gran cordillera antártica: las montañas Transantárticas. En estos, más exactamente en el segmento llamado cordillera Diamante, se ubica la mayor altitud de la Antártida Argentina y el Territorio Antártico Británico, el nunatak monte Chiriguano con 3660 m s.n.m. Hacia el Polo Sur geográfico se encuentra la meseta Polar.[35]

Cumbres más altas

La mayor cumbre de la cordillera de los Andes es el Aconcagua que, con 6960 m s. n. m.,[4]​ es el segundo punto más alto del mundo después del asiático sistema de los Himalayas, además de ser la cumbre de mayor altitud de los hemisferios sur y occidental. Se ubica en Mendoza, Argentina.

Argentina y Chile comparten los picos más altos de los Andes; entre ellos, el Nevado Ojos del Salado, el volcán más alto del mundo[33][36]​ y la segunda cumbre más alta del continente — de los diez volcanes más altos del planeta, seis son compartidos entre Argentina y Chile, tres están en Argentina y uno en Bolivia. Estas cumbres son seguidas por la cordillera Blanca ubicada en el Perú, la cordillera Real de Bolivia y los Andes ecuatorianos.

En el sur de Perú, cerca del Cuzco, se encuentra la cordillera de Vilcanota, donde está ubicado el glaciar Quelccaya, el glaciar más extenso de toda la zona intertropical del mundo.[37][38]​ Esta singularidad ha permitido estudiar en sus hielos los cambios climáticos ocurridos en el trópico desde la última era glaciar.

Las 10 cumbres más altas de la cordillera de los Andes
Altitud Nombre Cordillera Ubicación País
6960[4] Aconcagua Cordillera Frontal Provincia de Mendoza ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
6890[33] Nevado Ojos del Salado Puna de Atacama Provincia de Catamarca
Región de Atacama
ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
ChileFlag of Chile.png Chile
6795 Monte Pissis Puna de Atacama Provincia La Rioja
Provincia de Catamarca
ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
6720 Cerro Mercedario Provincia de San Juan ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
6770 Nevado Huascarán Cordillera Blanca Departamento de Ancash PerúFlag of Peru.svg Perú
6760 Cerro Bonete Puna de Atacama Provincia de La Rioja ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
6750 Nevado Tres Cruces Puna de Atacama Provincia de Catamarca
Región de Atacama
ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
ChileFlag of Chile.png Chile
6740 Volcán Llullaillaco Puna de Atacama Provincia de Salta
Región de Antofagasta
ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
ChileFlag of Chile.png Chile
6660 Volcán Walther Penck Puna de Atacama Provincia de Catamarca ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
6640 Volcán Incahuasi Puna de Atacama Provincia de Catamarca
Región de Atacama
ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
ChileFlag of Chile.png Chile
Las cumbres más altas de la cordillera de los Andes por país
Altitud Nombre Cordillera Ubicación País
6960[4] Cerro Aconcagua Cordillera Frontal Provincia de Mendoza ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
6890[33] Nevado Ojos del Salado[n 1] Puna de Atacama Provincia de Catamarca
Región de Atacama
ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
ChileFlag of Chile.png Chile
6757[39] Nevado Huascarán Cordillera Blanca Departamento de Ancash PerúFlag of Peru.svg Perú
6540 Nevado Sajama Cordillera Occidental Departamento de Oruro BoliviaFlag of Bolivia.svg Bolivia
6285 Volcán Chimborazo Cordillera Occidental Provincia de Chimborazo EcuadorFlag of Ecuador.svg Ecuador
5365 Nevado del Huila[n 2] Cordillera Central Huila
Tolima
Cauca
ColombiaFlag of Colombia.svg Colombia
4980 Pico Bolívar Cordillera de Mérida Estado Mérida VenezuelaFlag of Venezuela.svg Venezuela
El Aconcagua, en Argentina, es con 6960 el punto más alto del mundo fuera del sistema de los Himalayas en Asia, además de ser la cumbre de mayor altitud de los hemisferios meridional y occidental.
El Nevado Ojos del Salado, entre Argentina y Chile, es el volcán más alto del mundo y la segunda cumbre más alta del continente con 6890 m s.n.m.
El Nevado Huascarán, en Perú, es la cumbre más alta de la zona intertropical con 6557 m s.n.m., además de ser el lugar con la menor fuerza de atracción gravitacional de la Tierra.[40]
El Nevado Sajama, en Bolivia, con 6540 m s. n. m.
El volcán Chimborazo, de 6285 m s. n. m. en Ecuador, es el punto terrestre más cercano al Sol.
El Nevado del Huila, en Colombia, con 5365 m s. n. m.
El Pico Bolívar, en Venezuela, con 4980 m s. n. m.

Deportes y recreación

Valle Nevado, en Chile, posee una de las mayores áreas esquiables de Sudamérica.
Las Leñas, Mendoza, Argentina, es uno de los centros de esquí y de snowboarding más importantes y populares de América del Sur.

Las bellezas naturales de la región, las ruinas preincaicas e incaicas en Bolivia, Perú y Ecuador, y la posibilidad de acceder fácilmente a los glaciares en el sur de Argentina y Chile, han atraído al turismo en gran escala. Próximas a la cordillera se ubican ciudades como San Carlos de Bariloche o Colonia Suiza. Ushuaia posee paisajes contrastantes con los altos picos y el mar. En Venezuela, se encuentra el teleférico de Mérida, siendo este el más alto y el segundo más largo del mundo. En Chile, hay una gran cantidad de centros de esquí y de deportes invernales.

Los Andes presentan condiciones óptimas para la realización de diversos deportes como el andinismo, el senderismo y el balsismo. El esquí, el snowboarding y otros deportes invernales están muy desarrollados en Argentina y Chile. En los Andes de Transición se encuentra la mayor concentración de centros de esquí del hemisferio sur, después de Nueva Zelanda.

Estos son algunos de los centros de esquí de los Andes:

Argentina
, Batea Mahuida, Caviahue, cerro Bayo, cerro Castor, cerro Catedral, , Chapelco, Complejo invernal Martial, La Hoya, , Las Leñas, , Los Penitentes, Nunatak, Primeros Pinos, , Tierra Mayor, , Vallecitos, ,
Bolivia
Chacaltaya
Chile
Antillanca, Antuco, , , Chapa Verde, Corralco, El Arpa, El Colorado, Farellones, La Parva, Las Araucarias, , Lagunillas, Portillo, Termas de Chillán, Valle Nevado, que posee una de las mayores áreas esquiables de América del Sur;[41]Villarrica y Volcán Osorno[42]

Diversidad biológica

Consta que el ser humano habitó la zona desde hace 12 000 años, poco después de su llegada a América.[43]

Flora

La flora de la cordillera de los Andes comprende especialmente a la provincia fitogeográfica Altoandina, una de las secciones en que se divide el dominio fitogeográfico Andino-Patagónico.[44]​ Esta provincia fitogeográfica se extiende sobre los Andes y las cumbres de cordilleras próximas a este cordón, desde la cordillera andina de Venezuela y Colombia, a lo largo del oeste de Sudamérica, hasta la isla de los Estados. Su flora se caracteriza por presentar formaciones de estepas herbáceas, en su mayor parte, aunque también se presentan pequeños arbustales en lugares reparados. Dominan gramíneas xerófilas y dicotiledóneas rastreras o en cojín, con numerosos géneros endémicos.

Fauna

Entre las especies faunísticas características destacan los camélidos sudamericanos. De ellos, el guanaco es el más extendido, viviendo sobre los Andes desde Perú hasta la isla Grande de Tierra del Fuego. En los Andes centrales habita la vicuña, la cual convive con dos especies domésticas: la llama y la alpaca. Todos estos artiodáctilos son predados por el puma y el zorro colorado o culpeo, que prefiere cazar vizcachas de la sierra. Sin embargo, es el cóndor andino el animal arquetípico de esta cordillera, que la habita en su totalidad, desde Venezuela hasta el extremo austral. Los lagos y humedales presentan una alta diversidad de aves acuáticas, la mayoría de ellas son endémicas de las alturas andinas, destacando la cohabitación de tres especies de flamencos.

Existe una gran cantidad de especies de mariposas endémicas en los Andes. Particularmente el género Catasticta (Piérides), Lycaenidae, y las mariposas negras andinas (subtribu Pronophilina, Nymphalidae).

Véase también

Notas

  1. La montaña más alta íntegramente ubicada dentro de territorio chileno es el volcán Pular de 6235 m s. n. m., en la Región de Antofagasta.
  2. La montaña más alta de Colombia es el Pico Simón Bolívar de 5775 m s. n. m., ubicado en la Sierra Nevada de Santa Marta, un sistema montañoso independiente de la cordillera de los Andes.

Referencias

  1. a b c d e f g Guerrero, Ana Lía; Gallucci, Soledad; Michalijos, Paula; Visciarelli, Stella Maris (2011). «Países Andinos: aportes teóricos para un abordaje integrado desde las perspectivas geográfica y turística». Huellas (15): 125. Consultado el 14 de julio de 2019. 
  2. Orme, Anthony R. (2007). «The Tectonic Framework of South America» [El marco tectónico de América del Sur]. En Thomas T. Veblen, Kenneth R. Young, & A. R. Orme. The Physical Geography of South America [La geografía física de América del Sur] (en inglés). Oxford University Press. p. 12. ISBN 978-0-19-531341-3. 
  3. Cordillera de Los Andes, una oportunidad para la integración y desarrollo de América del Sur. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 2014. p. 10. 
  4. a b c d Instituto Geográfico Nacional (Argentina) (s/f). «Se dio a conocer la nueva altura oficial del Cerro Aconcagua: 6962,8 metros». www.ign.gob.ar. Consultado el 3 de septiembre de 2012. 
  5. Wegener, A. (1983 [1915]). El origen de los continentes y océanos [Die Entstehung der Kontinente und Ozeane en Sammlung Vieweg 23 Braunschweig. pp. 94]. Madrid: Ediciones Pirámide S.A Ciencias del hombre y la naturaleza. p. 230. ISBN 84-368-0233-0. 
  6. Diccionario Quechua-Español-Quechua (2º edición). Cusco, Perú: Academia mayor de la lengua quechua - Gobierno regional del Cusco. 2005. p. 16. 
  7. Laime Ajacopa, Teófilo (2007). Diccionario biligüe Quechua-Castellano (2º edición). La Paz Bolivia. p. 13. 
  8. Latorre, Guillermo (1997). «Tendencias generales en la toponimia del Norte Grande de Chile». Onomázein (Santiago: Univ. Católica de Chile): 186-187. Consultado el 20 de julio de 2019. 
  9. Castro Morales, Belén. El Inca Garcilaso en los diarios de viaje de Alexander von Humboldt por el Tawantinsuyu. p. 19. 
  10. Gómez de Silva, Guido (1995). Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Española (Segunda Edición edición). México: Fondo de Cultura Económica. p. 58. ISBN 968-16-5543-5. 
  11. Paz Soldán, Mariano Felipe (1877). Diccionario geográfico estadíco del Perú: contiene ademas la etimologia aymara y quechua de las principales poblaciones, lagos, rios, cerros, etc.. Lima, Perú: Imprenta del Estado. p. 37. 
  12. von Humbolt, Alexander (1849). Longman, Brown, Green & Longmans, ed. Aspects of nature, in different lands and different climates. (en inglés) 2. Londres. p. 303-305. Consultado el 20 de julio de 2019. 
  13. dechile.net, ed. (2001-2019). «Andes». Diccionario etimológico español en línea. Consultado el 20 de julio de 2019. 
  14. a b c Norambuena Soto, Juan P. (15 de diciembre de 2016). Variaciones petrográficas y geoquímicas de lavas recientes del volcán Antuco, Región del Bío Bío, Chile: implicancias en la evolución del reservorio magmático. Santiago e Chile: UChile - F. de Cs Físicas y Mat. - Depto de Geología. p. 16. Consultado el 15 de julio de 2019. 
  15. Gansser, Augusto (1973). «Facts and theories on the Andes» [Hechos y teoría sobre los Andes]. Journal of the Geological Society (en inglés) (Londres) 129: 93-131. doi:10.1144/gsjgs.129.2.0093. Consultado el 9 de junio de 2012. Resumen divulgativo. 
  16. Ramos, V. A. (1997). «El Segmento de Subducción Subhorizontal de los Andes Centrales Argentino-Chilenos». Acta Geológica Hispánica 32 (7): 10. Consultado el 14 de julio de 2019. 
  17. Noriega Londoño, Santiago. Geomorfología tectónica del noroccidente de la Cordillera Central, Andes del Norte - Colombia. Medellín. Colombia: Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Minas, Departamento de Minerales y Materiales. p. 6. Consultado el 19 de julio de 2019. 
  18. Toro, R. A.; Osorio, J. A. (enero-junio, 2005). «Determinación de los tensores de esfuerzos actuales para el Segmento Norte de los Andes calculados a partir de mecanismos focales de sismos mayores». Boletín de Geología (Bucaramanga, Colombia: Universidad Industrial de Santander) 27 (1): 14. ISSN 0120-0283 ISSN 0120-0283 |issn= incorrecto (ayuda). Consultado el 19 de julio de 2019. 
  19. Cornejo Triviño, Natalia N. (2016). Estructura sísmica del margen erosivo peruano frente a las costas de Trujillo (9° S). Repositorio Universidad de Chile. Consultado el 17 de julio de 2019. 
  20. Orts, Darío Leandro (2013). Análisis de los mecanismos y fases de deformación de dos segmentos del sector sur de los Andes Centrales (36° y 42° S) asociados a cambios en la dinámica de subducción. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Universidad de Buenos Aires. p. 10. Consultado el 21 de julio de 2019. 
  21. Mihoc Garrido, Maritza A. K. (2012). Biogeografía Histórica del subgénero Acanthadesmia Burkart (Adesmia, Fabaceae).. Chile: Departamento de Botánica, Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, Universidad de Concepción. p. 58. 
  22. a b Stern, Charles R. (diciembre, 2004). «Active Andean volcanism: its geologic and tectonic setting». Andean Geology (Santiago, Chile: Servicio Nacional de Geología y Minería) 31 (2). ISSN 0718-7092. Consultado el 21 de julio de 2019. 
  23. Ramos, Victor A. (199). «Provincias geologicas del Territorio argentino». Geología Argentina, Anales (Buenos Aires: Instituto de Geología y Recursos Minerales) (29): 77. Consultado el 14 de julio de 2019. 
  24. David, Claire (Diciembre de 2007). Comportamiento actual del ante-arco y del arco del codo de Arica en la orogénesis de los Andes centrales. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Departamento de Geología,. p. 27. Consultado el 21 de julio de 2019. 
  25. Ramos, V. A. (1999). «Plata tectonic setting of the Andean Cordillera». Episodes (en inglés) 22 (3): 183-190. 
  26. Astaburuaga, Daniela; Farias, Marcelo; Charrier, Reynaldo; Tapia, Felipe (2012). «Geología y estructuras del limite Mesozoico-Cenozoico de la cordillera principal entre 35º30' y 36º S, región del Maule, Chile». Congreso Geológico Chileno (13): 258. 
  27. Rosselot, Eduardo A. (2017). Geología entre los ríos Mendoza y Blanco, Cordillera Principal, Mendoza. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Universidad de Buenos Aires. p. 5. Consultado el 17 de julio de 2019. 
  28. Tassara, Andrés; Yañez, Gonzalo (dic. 2003). «Relación entre el espesor elástico de la litosfera y la segmentación tectónica del margen andino (15-47°S)». Revista geológica de Chile (Santiago) 30 (2). ISSN 0716-0208. doi:10.4067/S0716-02082003000200002. Consultado el 19 de julio de 2019. 
  29. Alberto, Jorge A.; Mignone, Aníbal (enero-junio de 2013). «Geografía de América. El medio físico. Grandes unidades estructurales». Revista Geográfica Digital. (Resistencia, Chaco, Argentina: IG - UNNE) (19): 24. ISSN 1668-5180. Consultado el 14 de julio de 2019. 
  30. a b Johansen, Kari Synnove; Björn, Alfthan (2018). El Atlas de Glaciares y Aguas Andinos: el impacto del retroceso de los glaciares sobre los recursos hídricos.. Paris (Francia) - Arendal (Noruega): UNESCO Publishing y GRID-Arendal. p. 14. ISBN 978-92-3-300103-9. Consultado el 16 de julio de 2018. 
  31. Pérez, Omar J.; Hoyer, Melvyn; Hernández, José N.; Rodríguez, Carlos; Márques, Víctor; Sué, Nicolás; Velandia, José R.; Deiros, Diego (2005). «Alturas del Pico Bolívar y otras cimas andinas venezolanas a partir de observaciones GPS». Interciencia (Caracas) 30 (4): 213-216. Archivado desde el original el 24 de septiembre de 2016. Consultado el 19 de julio de 2016. 
  32. Josse, Carmen; Cuesta Camacho, Francisco (2012). «Geografia fisica y ecosistemas de los andes tropicales». En Herzog. Cambio climatico y biodiversidad en los Andes tropicales (María Cerro Constantino, trad.). París: Instituto interamericano para la investigación del cambio global (IAI), Sao José dos Campos y Comité científico sobre problemas del medio ambiente (SCOPE). p. 179. ISBN 978-85-99875-06-3. Consultado el 16 de julio de 2019. 
  33. a b c d Turrel, Marc, y Jorge Velasco (18 de mayo de 2007). «Ojos del Salado, el volcán más alto del mundo». Desnivel.com. Archivado desde el original el 15 de octubre de 2007. Consultado el 20 de julio de 2008. «El volcán Ojos del Salado [...] obtuvo una altura elipsoidal de 6935 metros y una altitud sobre el nivel medio del mar de 6890». 
  34. «Expedición Científica al Huascarán». Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistema de Montaña. Nota Técnica (Huaraz) (1): 12. 2017. Consultado el 24 de abril de 2019. 
  35. https://web.archive.org/web/20121120210633/http://www.rree.gob.pe/portal/pwinanpe.nsf/db71517725bc7e8d05256d1e004efde7/314df528d0612c0405256d1e0059c418?OpenDocument
  36. «Nevado Ojos del Salado-Cara Norte/North Face» (PDF). www.los6000dechile.cl. s/f. Archivado desde el original el 22 de julio de 2011. Consultado el 9 de marzo de 2011. 
  37. Morales Arnao, César (2004). Las cordilleras del Perú (1.ª edición). Lima: Consejo Editorial USMP. p. 201. 
  38. Hardy, Doug (1 de agosto de 2011). «Glacier Bird of the Andes: Diuca speculifera» (HTML) (en inglés). www.geo.umass.edu. Consultado el 2 de noviembre de 2012. 
  39. «Expedición Científica Huascarán». Boletín INAIGEM (Huaraz: Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistema de Montaña). Año II (3): 88-112. 2017. Consultado el 24 de abril de 2019. 
  40. Curtin University (4 de septiembre de 2013). Science Daily, ed. «Gravity Variations Over Earth Much Bigger Than Previously Thought» (HTML) (en inglés). doi:10.1002/grl.50838. Consultado el 3 de enero de 2014. 
  41. Valle Nevado (s/f). «The Mountain: Skiable Domain» (en inglés). www.vallenevado.com. Archivado desde el original el 4 de junio de 2012. Consultado el 6 de junio de 2012. 
  42. nevasport.com (2011). «Estaciones de esquí en Andes chilenos». www.nevasport.com. Consultado el 8 de abril de 2011. 
  43. Sampedro, Javier (23 de octubre de 2014). «La humanidad conquistó las alturas de los Andes hace 12.000 años» (HTML). elpais.com. 
  44. Cabrera, A. L., y W. Willink (1980). Colección de Monografías Científicas de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos, Programa Regional de Desarrollo Científico y Tecnológico, ed. Biogeografía de América Latina (2.ª edición). Washington D.C. 

Enlaces externos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

This site is protected by WP-CopyRightPro