Scadta

Führer

Führer del Reich
Reichsadler Deutsches Reich (1935–1945).svg
Standarte Adolf Hitlers.svg
Estandarte personal
Heinrich Knirr – „Führerbildnis“ (1937).jpg

Tratamiento
  • Su excelencia
  • Mein Führer, der Führer (Mi Führer, El Führer)
Residencia
  • Cancillería del Reich (oficial)
  • Führerbunker (oficial)
  • Wolfsschanze (lugar de descanso)
  • Berghof (lugar de descanso)
  • Sede Berlín, Bandera de Alemania nazi Tercer Reich
    Ámbito Bandera de Alemania nazi Tercer Reich
    Designado por Adolf Hitler
    Duración 11 años y 271 días
    Primer titular Adolf Hitler
    Creación
    Supresión 30 de abril de 1945
    Precedido por Reichspräsident
    Sucedido por

    Führer (pronunciación alemana: [ 'fy.ʁɐ ]) es una palabra alemana que significa "jefe, líder, conductor" (Der Führer, el líder, guía o conductor). Jurídicamente fue el cargo político en reemplazo al de Presidente del Reich de Alemania en 1933, trás la llegada de Adolf Hitler al poder el 2 de agosto de 1934. El cargo Führer también se usó para designar a altos mandos de grupos paramilitares del NSDAP como la Schutzstaffel y las Sturmabteilung.

    En contraposición a la creencia popular, no es sinónimo de "dictador" y en la actualidad se usa comúnmente en Alemania para referirse a líderes de cualquier tipo en cualquier área. Su significado en el caso de Adolf Hitler es el de Guía del Pueblo Alemán, espiritual, política y militarmente.

    Cuando se usa fuera del idioma alemán, suele referirse a Adolf Hitler, máxima autoridad de la Alemania Nacionalsocialista. Este fue el título y el grado jerárquico militar elegido por Hitler después de que en Alemania se estableciera el Führerprinzip, o "principio de autoridad", según el cual el Líder era el único responsable de concentrar todos los poderes en su persona, encarnar el Estado y ser jefe del partido único, en este caso el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán.

    Historia

    Origen del término

    Führer era el nombre exclusivo otorgado por Hitler a sí mismo, por su función como Vorsitzender (presidente) del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán. No obstante, en la Alemania de aquella época era corriente referirse a los líderes de los partidos como "Führer". La adopción de este título por Hitler estuvo inspirada parcialmente por el uso anterior que hizo el austríaco Georg von Schönerer, principal exponente del pangermanismo y del nacionalismo alemán en Austria, al cual sus seguidores se referían comúnmente como Führer, y los cuales también utilizaban el saludo Sieg Heil.[1]​ La elección de Hitler para su epíteto político no tenía precedente alguno en Alemania. Al igual que gran parte de la simbología temprana de la Alemania nacionalsocialista, este estaba basado en el fascismo italiano de Benito Mussolini. De hecho, Mussolini escogió el epíteto latino "Dux" o il Duce que sería ampliamente utilizado en la Italia fascista aunque, a diferencia de Hitler, Mussolini nunca lo convirtió en su título oficial. La palabra italiana Duce, a diferencia de Führer en el idioma alemán, ya no se usa para referirse a un líder de forma genérica, aunque sí para referirse a Mussolini.

    Hitler se vio a sí mismo como la única fuente de poder en Alemania, de forma similar a los emperadores romanos y a los líderes medievales alemanes.[2]​ Tras la muerte de Paul Hindenburg en 1934, la , así como el estandarte personal de Adolf Hitler, se utilizaron para evocar la presencia de Hitler como líder y la personificación del estado alemán.[3]

    Uso como cargo oficial

    Hitler empleó el título Führer und Reichskanzler ("Líder y Canciller") para remarcar las posiciones que ya tenía en el partido y el gobierno, aunque en el imaginario popular, el término Führer se entiendía cada vez más no solo por su referencia al partido nacionalsocialista, sino también por su relación con el pueblo y el estado alemanes. Por ejemplo, los soldados tenían que jurar fidelidad a Hitler como "Führer des deutschen Reiches und Volkes" (Líder del Reich y del pueblo alemán). El 28 de julio de 1942 el título cambió a "Führer des Großdeutschen Reiches" ("Líder del Gran Imperio Alemán"). En su testamento político Hitler también se refería así mismo como Führer der Nation.[4]

    El Tercer Reich extendió el Führerprinzip (principio del líder),[5]​ y Hitler pasó a ser conocido simplemente como der Führer ("El Líder").

    Ein Volk, Ein Reich, Ein Führer

    Uno de los eslóganes políticos más repetidos por los seguidores de Hitler y el mismo era Ein Volk, Ein Reich, Ein Führer ("Un pueblo, Un imperio, Un líder"). El historiador Joseph W. Bendersky explica que el eslogan "dejó una marca ineludible en la mentalidad de muchos de los alemanes que vivieron durante los años del régimen nacionalsocialista. Apareció en innumerables carteles y publicaciones; era escuchado constantemente en las emisiones de radio y discursos." El lema enfatizó el control absoluto del partido sobre prácticamente todos los sectores de la sociedad y la cultura alemana. La palabra y la voluntad de Hitler lo eran todo, pero en muchas ocasiones sus subordinados interpretaban su voluntad como mejor consideraban para así adaptarla a sus propios intereses.[6]

    Uso militar de la palabra Führer

    Estandarte personal de Adolf Hitler en su calidad de Führer del Reich alemán.
    Reichsadler usada a modo de insignia en el brazo izquierdo del uniforme de Adolf Hitler como comandante supremo de las Wehrmacht (fuerzas armadas) y Führer del III Reich.

    Führer se ha utilizado como un título militar en Alemania al menos desde el siglo XVIII. Esta palabra se usa habitualmente para referirse a Hitler como gobernante supremo de Alemania. El término "Führer" ha sido empleado en el contexto de una compañía militar del tamaño de una subunidad en el Ejército Alemán referido a un comandante carente de cualificaciones para el mando permanente. Por ejemplo, el oficial al mando de una compañía es titulado Kompaniechef (literalmente, jefe de la compañía), pero si no tenía el rango o la experiencia necesaria, o sólo se le había asignado temporalmente al mando, se le titulaba oficialmente "Kompanieführer". En consecuencia los mandos operativos de los diversos escalafones militares se designan típicamente por su título de formación seguido del título de Führer, en relación a Auftragstaktik, táctica militar empleada por las fuerzas militares alemanas.[7]​ El término Führer se aplicaba asimismo en niveles inferiores, sin tener en cuenta la experiencia o rango; por ejemplo, un rottenführer era el jefe de un pelotón de infantería (9 o 10 hombres).

    Bajo los nacionalsocialistas el título de Führer se empleó igualmente en títulos militares. Casi cada organización nacionalsocialista, en particular las Schutzstaffel (SS) y las Sturmabteilung (SA), incorporaban el título de Führer en sus rangos jerárquicos. Las SS e incluso las Waffen-SS, como todas las organizaciones de la misma ideología, llamaron a todos sus miembros de cualquier grado, excepto el más bajo “Führer”; así a punto de crear confusión, Gruppenführer fue un rango de oficial para un grado específico de general. La palabra Truppenführer fue también una palabra genérica de referencia para cualquier comandante o líder de tropas, y podía aplicarse a suboficiales u oficiales en muchos niveles diferentes de mando.

    La noción de jefe único, personalista y carismático vinculado a las Fuerzas Armadas, tuvo otros referentes en la Historia Mundial de mediados del siglo XX. Por ejemplo: en Italia, el Duce Benito Mussolini; en España, el Caudillo Francisco Franco; en Rumanía el Conducător Ion Antonescu.

    Véase también

    Referencias

    1. Arthur H. Mitchell (2007). Hitler's Mountain: The Führer, Obersalzberg, and the American Occupation of Berchtesgaden, Macfarland & Company Inc., Publishers, pág. 15
    2. Rainer F. Schmidt (2002). Die Aussenpolitik des Dritten Reiches 1933-1939, Klett-Cotta
    3. Hitlers Tischgespräche im Führerhauptquartier Henry Picker, 05.03.2014
    4. Adolf Hitler - Politisches Testament 1945
    5. Nazi Conspiracy & Aggression Volume I Chapter VII
    6. Joseph W. Bendersky (2007). A Concise History of Nazi Germany: 1919-1945, Rowman & Littlefield, pp. 105-106
    7. Stephan Leistenschneider (2002). Auftragstaktik im preussisch-deutschen Heer 1871 bis 1914, Hamburg: Verlag E.S. Mittler & Sohn, pág. 33



    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

    This site is protected by WP-CopyRightPro